Cuida tu salud digestiva en verano

Nos pasamos todo el año deseando que llegue el verano para poder disfrutar de nuestro tiempo libre, con las buenas temperaturas e ir a la playa, romper con la rutina horaria e incluso viajar a destinos lejanos donde el agua y las costumbres son distintas a las habituales.

El verano supone un cambio de hábitos, sobre todo si viajamos, y esto hace que los problemas intestinales en esta época sean más frecuentes. Además, con las altas temperaturas, son más probables las intoxicaciones, pues los alimentos pueden estropearse, convirtiéndose en caldo de cultivo de microorganismos patógenos, que pueden causar toxiinfecciones alimentarias.

Cuando estos patógenos llegan a nuestro intestino, desequilibran nuestra flora intestinal, alteran el ritmo digestivo, causándonos diarrea y otros problemas de salud que si no se tratan adecuadamente podrían complicarse.

Es por eso que debemos tener a mano siempre probióticos, ya que su uso nos proporcionará un beneficio a la hora de regular las alteraciones intestinales.

¿Qué son los probióticos?

Los probióticos son microorganismos vivos que te ayudarán a mantener un sistema digestivo sano, restaurando la flora intestinal, fortaleciendo tu sistema inmunológico, haciéndote sentir mejor y garantizando una buena salud. Además, previenen las infecciones urinarias, favorecen la pérdida de peso, aumentan la función inmunitaria y combaten diversos trastornos digestivos, tanto del estreñimiento como de las diarreas, bien sean infecciosas o no.

El consumo de probióticos es recomendado en situaciones de desequilibrio de la flora intestinal, que suele ocurrir después del uso de antibióticos, el estrés o cuando no se tiene una alimentación saludable, siendo también importante consumir alimentos naturales, ricos en fibras y bajos en grasas.

¿Qué beneficios aportan al organismo?

Entre los diferentes beneficios de los probióticos, destacamos los siguientes:  

  • Disminuyen los microorganismos intestinales potencialmente patógenos.
  • Disminuyen los síntomas de determinadas alergias.
  • Fortalecen el sistema inmunitario.
  • Ayudan en la digestión y el tránsito intestinal.
  • Disminuyen los síntomas de enfermedades tipo colitis, colon irritable o enfermedad de Crohn.
  • Pueden prevenir y curar la diarrea o el estreñimiento.
  • Posibilitan la asimilación de vitaminas esenciales para el ser humano.
  • Contribuyen mantener o restaurar el equilibrio de los microorganismos que habitan en el intestino
  • Participan en la digestión y síntesis de nutrientes.
  • Resultan beneficiosos para cuidar la mucosa intestinal.
  • Combate enfermedades como cáncer, candidiasis, hemorroides e infección urinaria.
  • Previene y cura enfermedades intestinales como colitis, síndrome del intestino irritable, enfermedad de Crohn e inflamación intestinal.
  • Aumenta la absorción de nutrientes, como la vitamina B, el calcio y el hierro.
  • Aunque no lo parezca, existe una relación directa entre el equilibrio de la flora intestinal y la disminución de enfermedades como la depresión y la ansiedad.

Productos recomendados para cuidar tu salud digestiva

En Farmacia Frías te recomendamos los siguientes productos de Casenbiotic.

Casenbiotic Sabor Neutro es un complemento alimenticio a base de fermentos lácteos vivos Lactobacillus Reuteri Protectis indicado para los casos de diarrea, vómitos y tratamiento con antibióticos. En sobres disolubles en agua.

Casenbiotic Sabor Limón o Fresa complemento alimenticio a base de fermentos lácteos vivos Lactobacillus reuteri DSM 17938. Disponible en 10 o 30 comprimidos. Mantén tu organismo protegido con un comprimido diario, puedes tomarlo directamente masticado o disuelto en agua.

Protégete también por dentro este verano y disfruta de tus vacaciones sin esos incomodos problemas digestivos.