¿Tu hijo no come bien?

Si tu hijo se caracteriza por tener una mala conducta a la hora de comer porque no come bien, o muy poco, con poca variedad, con excesiva lentitud y en un número pequeño de comidas, rechaza probar alimentos nuevos (como por ejemplo verduras y frutas), o simplemente muestra desinterés en general por la comida, es posible que sea un niño «malcomedor».

¿Por qué tu hijo no come bien? Las causas pueden ser varias, normalmente se trata de un problema psicológico, pero también pueden existir limitaciones fisiológicas: habilidades de la alimentación (masticar, tragar…), retraso en el desarrollo de la dentición, capacidad gástrica, … aunque es mejor que sea el pediatra quien determine la causa en cada caso.

¿La solución a este problema? Debemos educar al niño en la alimentación -enséñale a comer y despierta su interés por la comida- para lograr que adquiera hábitos alimentarios correctos y que los siga toda su vida. Este será el tratamiento y la mejor prevención para este problema,  pero por otra parte también requiere mucha perseverancia y paciencia. Para ayudarnos en esta tarea, el laboratorio Abbott  nos ofrece diez importantes consejos de nutrición y hábitos alimenticios para niños malcomedores:

  1. No utilices la comida para tranquilizar, premiar o castigar al niño, sólo conseguirás que le atribuya un valor emocional que pueda ser el inicio de una respuesta inadecuada a los alimentos y el niño lo puede convertir en un elemento para llamar la atención y diferenciarse de sus hermanos.
  2. No respondas a las demandas de atención, cometarios o comportamientos inadecuados (jugar con los cubiertos, parar de comer…), que realice durante la comida.
  3. Si a tu hijo no le gusta un tipo de alimento, ensaya con un equivalente nutricional: cambia las verduras por frutas, la carne por pescado, pollo, queso o leguminosas como alubia, lenteja o soja.
  4. El apetito de los niños es variable, hay días en los que comen muy bien y otros en los que escasamente lo hacen. Un niño sano come cuando tiene hambre, por lo tanto no lo obligues a comer por la fuerza.
  5. Limita la cantidad de alimentos de poco valor nutritivo como gaseosas, dulces y otras golosinas, que tu hijo los consuma con moderación y sólo en ocasiones especiales.
  6. Evita que tu hijo coma entre horas, reduce o elimina el desayuno a media mañana y la merienda.
  7. Invita a tu hijo a preparar los alimentos, se sentirá más motivado a consumirlos.
  8. Establece rutinas agradables para las horas de la comida, procura comer en familia, mantener horarios fijos y tiempos de duración de la comida también constantes.
  9. Prevé posibles peticiones o comportamientos de tu hijo que puedan interrumpir las comidas (lavarse las manos, ir al W.C., pedir agua, ir a buscar algo…) y procura que lo haga antes de sentarse en la mesa y empezar a comer.
  10. Enséñale a tu hijo a elegir tres tipos de alimentos diferentes en cada comida aunque la combinación parezca extraña.

También existen complementos alimenticios especialmente diseñados para ayudar a los niños que no comen bien, PediaSure es un buen ejemplo. PediaSure se vende en polvo y en botella, y es más que una leche con sabor a chocolate o a vainilla enriquecida con vitaminas o calorías, es un alimento completo y equilibrado para niños entre 1 y 10 años que no comen bien. PediaSure mejora el estado nutricional, ayuda a reforzar la salud gastrointestinal, favorece la recuperación del crecimiento de los niños con malos hábitos alimenticios, y refuerza el sistema inmunológico y las defensas naturales del niño.

, , , , , , , , , , ,

No hay todavía comentarios

Deja un comentario

Powered by WordPress. Designed by WooThemes