SERUMS Y CUIDADO DE TU PIEL

 

Un sérum es un tratamiento intensivo muy efectivo para el rejuvenecimiento de la piel. No es una crema. Una de sus características importantes es que es un producto muy ligero, eso favorece que se absorba rápidamente, lo que hace que llegue a las capas más profundas de la piel. Se usa en pequeñas dosis por su alta concentración en principios activos y no es un sustituto de la crema sino un complemento, ya que su poder hidratante es más bajo que éstas.

¿Qué lo diferencia de una crema?

Una crema hidratante es en realidad una mezcla de varios componentes, más o menos líquidos, que tras ser sometidos a diferentes procesos se mezclan logrando una emulsión de textura fina y untuosa que aporta hidratación y nutrientes a nuestra piel. Su absorción y penetración es más lenta por lo que actúa en las capas más superficiales de la piel.

En cuanto a la formulación de ambos productos también es diferente. El sérum está compuesto de principios activos más concretos que trabajarán sobre el problema o resultado que quieras solucionar u obtener en tu piel. Una crema, tiene como función principal hidratar, aunque es necesario para esta hidratación conocer nuestro tipo de piel, si es seca, mixta o grasa.

También su precio es diferente, mientras que el sérum por sus cualidades es más caro (aunque al disponer de dosificador y recomendar su uso en pequeñas dosis suele tener una buena duración), la crema por sus funciones suele durar más tiempo y es más económica.

En cuanto a su aplicación, como ya contamos anteriormente, se complementan por lo que es necesario, una vez realizada la correspondiente limpieza de la piel, y tonificación, aplicar el sérum y después la crema hidratante.

¿Cómo podemos aplicar el sérum?

Para aplicar el sérum hay que tener en cuenta algunas zonas claves del rostro: frente, mejillas, mentón y nariz. Con una cantidad de 2 a 4 gotas, aplícalo con pequeños golpecitos con los dedos, desde el interior hasta el exterior del rostro, para bajar hasta el cuello y el escote. Aunque para una mejor aplicación es mejor seguir las instrucciones del fabricante, es aconsejable su uso tanto por la mañana como por la noche.

¿De qué se compone un sérum?

Como ya hemos contado, la característica principal del sérum son sus principios activos recomendados para conseguir un efecto concreto en tu piel según tus necesidades. Algunos de los componentes del sérum son: ácido hialurónico, Vitamina C y los problemas a tratar pueden ser:

 

✔️Anti edad, estimular la producción de colágeno y elastina, aportando hidratación y elasticidad para reducir las líneas de expresión y arrugas mientras suaviza la textura de la piel.

 

✔️Todas las pieles necesitan renovación, y sobre todo, oxigenación. Para regenerar la piel a profundidad es vital una exfoliación que remueva las células muertas, así como la apariencia de piel marchita, opaca y cansada.

✔️Concentrados para el día o la noche. Por el día para crear una barrera protectora frente a las agresiones diarias del medio ambiente debe ser una prioridad. Y por la noche, para renovar e impulsar nuestras células faciales.

✔️Anti manchas ideales para el verano o situaciones extremas donde el sol puede afectar a nuestra piel.

Desde Farmacia Frías nos gustaría recomendarte dos de nuestros productos estrellas para el cuidado de tu piel.

🔝La Roche-Posay Pure Vitamin C10 Serum, 30 ml . Rejuvenece, hidrata e ilumina la piel. Sérum dermatológico antioxidante único con una alta concentración de vitamina C pura, ácido salicílico y neurosensina calmante, con pH fisiológico, para reafirmar e iluminar las pieles sensibles.

🔝 La Roche Posay Retinol B3 Serum 30 ml, Es un sérum formulado con Retinol (puro + liberación progresiva) que realiza una potente acción sobre los signos visibles de la edad. Está combinado con Vitamina  B3, que restaura la piel y Glicerina que mantiene hidratada la piel 24 horas. La piel se ve más suave y radiante al instante. Fluido hidratante de acabado aterciopelado.

Cuida tu piel, se lo merece, ya no tienes excusa.