CUIDA TU HIGIENE ÍNTIMA

¿Si usamos un producto de higiene específico para el cabello o el rostro, por qué no utilizamos un gel íntimo específico para nuestra vagina?

La vagina es una de las zonas más sensibles de nuestro cuerpo, con una barrera natural compuesta por microorganismos, entre ellos bacterias que disminuyen el pH de la mucosa vaginal a un nivel ácido para combatir las infecciones y a pesar de tener unas características especiales, ya que dicho pH es distinto al del resto del cuerpo (entre un 3,5 y un 5), sólo un 20% de las mujeres realiza una higiene íntima correcta.

Es importante mantener una higiene íntima adecuada que equilibre la flora vaginal, para ello es importante usar un jabón pH neutro, sin perfumes que no reseque ni irrite. Desecha las esponjas, suelen acumular gérmenes, es mejor utilizar las manos limpias.

Otro de los consejos a seguir es el lavado diario, una vez al día es suficiente. El lavado excesivo y el empleo de jabones agresivos pueden ser causantes de algunas de las enfermedades vaginales como hongos y vaginosis. Exceptuando las fechas en las que se esté pasando la menstruación, se recomienda de forma especial hacerlo más de una vez. Es necesario no dejar pasar más de cuatro a seis horas sin cambiarse la copa menstrual, tampón o compresa. En caso de usar protectores, se aconseja que no sea de manera diaria ya que aumentan el calor y la humedad en la zona, puede producir escozor e infecciones. Lo ideal es que se usen sólo durante los últimos día de la menstruación.

Para las mujeres en la menopausia, cuando los ovarios dejan de producir estrógenos, el pH cambia y disminuye el grosor de las paredes (mucosa) que la recubren, facilitando esto las infecciones junto con la sequedad vaginal. Por ello se recomienda no sólo hacer uso de unos hábitos de higiene íntima adecuados, sino también utilizar hidratantes/lubricantes y estrógenos tópicos que se aplican directamente en la vulva y la vagina y contribuyen a calmar la irritación, además de hidratar la piel..

Una buena higiene después de mantener relaciones sexuales es fundamental, para evitar y reducir la exposición a posibles bacterias.

No sólo es importante mantener una higiene íntima diaria, mucho más importante es la forma en la que la realizamos. Para reducir infecciones, es necesario limpiar la zona genital delantera (uretra y vagina) con movimientos hacia atrás (zona anal).

Algo importante a tener en cuenta es que durante procesos infecciosos donde estemos tomando medicación, como antibióticos, es necesario tomar probióticos para evitar candidiasis vaginal.

Mantener una correcta higiene íntima es indispensable para afrontar las diferentes etapas de la mujer. El desconocimiento de cómo realizar este proceso de manera adecuada puede llevarnos a elegir productos inapropiados, que acaben jugándonos una mala pasada, por eso desde Farmacia Frías te aconsejamos usar El gel crema fisiológico de higiene íntima de Germisdin, cuenta con un pH 4.5-5.0, indicado para la higiene vulvar y perineal. No altera el equilibrio natural de la flora residente manteniendo la acidez normal de la mucosa, evitando la irritación y consecuencias de la limpieza con otros geles o jabones agresivos excesivamente alcalinos.