Las alergias: ¿Por qué se producen?

 Una de las etapas más bonitas del año es la primavera, una afirmación que muchos rebatirán debido a su alergia al polen. Este año parece que se presenta difícil para todos los alérgicos al polen, y más concretamente a las gramíneas, ya que debido a las abundantes lluvias que nos han acompañado en todo lo que llevamos de 2013 sus niveles han aumentado dos veces más que el año pasado, llegando a los 5100 granos por metro cúbico.

Para que una persona sea alérgica al polen debe de tener una respuesta inmunitaria de inmunoglobulinas IgE en su sangre y en la superficie de las células efectoras. Cuando entran en contacto el polen y las IgE se forman una especie de puentes que consiguen destruir la membrana de las células efectoras liberándose así diferentes mediadores. El más común de estos mediadores es la histamina, la cual produce picores y libera líquido desde los vasos sanguíneos hasta las mucosas, lo que produce una visible hinchazón.

Aunque evitar los efectos del polen para los alérgicos es bastante difícil, sí que se puede llevar a cabo una serie de acciones que serán de gran ayuda en la época de polinización:

  • En casa y en el coche mantén cerradas las ventanas
  • En el coche utiliza el circuito cerrado
  • Procura no acudir a parques o jardines
  • Después de estar al aire libre y antes de acostarte, dúchate, de esta forma evitarás dormir con partículas de polen en el pelo, brazos o piernas

En la década de los 90, la sintomatología de los pacientes alérgicos a pólenes se limitaba a los meses de mayo y junio, pero que actualmente  el perfil de la alergia a pólenes se ha modificado y, sólo el 10% de los alérgicos está sensibilizado a un único polen. Como apunta el doctor Feo, “la mayoría es alérgica a varios pólenes. Sus molestias empiezan en febrero y se prolongan durante los meses de verano. La clásica alergia «estacional» se convierte casi en «perenne»”.

Una novedad tecnológica

Con la irrupción en nuestras vidas de los famosos smartphones y el desarrollo de numerosas aplicaciones para estos, se han creado varias herramientas o APP que pueden ayudar a los alérgicos y ha permitido que el paciente tenga toda la información necesaria sin tener que salir a buscarla.

En 2012 se presentaron dos de las más conocidas APP para smartphones “Alergo Alarm” y “AlertaPolen”, las cuales indican los niveles de polen allí donde te encuentras, además de una alarma que ofrece datos cualitativos de riesgo así como previsiones en la evolución de los pólenes que les afectan.

Otra aplicación permite estudiar la evolución de los síntomas para que los profesionales médicos puedan utilizar estos datos para relacionarlos con los niveles de polen existentes en cada momento.

, , , , , , , ,

No hay todavía comentarios

Deja un comentario

Powered by WordPress. Designed by WooThemes