¡Cuidado con el sol!

 

Estos días está haciendo muchísimo calor en prácticamente toda la península. Con estas altas temperaturas apetece mucho ir a la playa o a la piscina, pero no debemos olvidar que tenemos que tener mucho cuidado con nuestras exposiciones a la luz solar, ya que las exposiciones frecuentes y prolongadas al sol en la playa, en el campo o en la piscina, pueden ser la causa de que nuestra piel sufra daños a corto, medio y/o largo plazo. Sus consecuencias pueden ir desde irritaciones hasta quemaduras de diversa intensidad o cáncer de piel.

Hoy desde la Farmacia Frias queremos daros algunos consejos:

  1. Toma el sol con moderación, de manera progresiva, y hazlo siempre paseando, evitando las horas centrales del día (es muy importante no exponerse en horas centrales 2, 3 ó 4 de la tarde).
  2. Evita las exposiciones prolongadas al sol y utiliza siempre algún tipo de protector solar adecuado a tu piel y al tiempo de exposición. En nuestra web puedes encontrar una gran cantidad de protectores solares.
  3. Alterna los ratos de sol y los de sombra, y refresca la piel con agua frecuentemente.
  4. Bebe agua a menudo para prevenir la deshidratación.

Si a pesar de seguir todas estas precauciones (o más) tu piel ha sufrido quemaduras puedes hacer lo siguiente:

  • Refresca con compresas de agua fría las zonas quemadas.
  • Bebe agua o líquidos en abundancia (que no sean bebidas alcohólicas).
  • Acude a tu médico si la zona quemada es muy extensa. La gravedad de la quemadura depende de la extensión de piel a la que afecte.
  • Es muy importante que no pinches las ampollas que hayan podido salir y que no toques la zona quemada directamente con las manos.

Y ahora … ¡disfruta del sol en verano!

Deja una respuesta